Patrones en español

La colección de chales de Melanie Berg para Quince & Co está compuesta por 5 piezas, todas ellas tejidas con Owl, una mezcla a partes iguales de lana y alpaca.

captura-de-pantalla-2016-11-22-12-21-39

Patrones muy fáciles de seguir, muy bonitos visualmente y rápidos de tejer. Y todos ellos traducidos al castellano… si te gustan, no hay excusas!

Tryk

img_0325

Tryk, una bufanda tejida en punto bobo al biés con bloques de colores. Un poco de intarsia para darle ritmo al punto bobo y no caer en la monotonía. El patrón lo tenemos en inglés y español. Y, si aún no has probado las lanas de Woolfolk, te enamorarás de Tynd [100% Ovis 21 ultimate merino, 205m/50g] nada más tocarla.

 

Making 2 / FAUNA

fauna

FAUNA, el número de otoño de 2016, es un homenaje a las diversas criaturas que nos intrigan y nos inspiran, ya sea en nuestra casa o en la naturaleza. Las 160 páginas de la revista están llenas de proyectos que incluyen diseños de punto de Norah Gaughan, Melanie Berg, Carol domingo, Ashley Yousling, Karen Templer, Jenny Gordy, Susan B. Anderson, Mary Jane Mucklestone, Bristol Ivy, Carrie Bostick Hoge, Cecilia Glowik MacDonald y Beatrice Perron Dahlen. ¡Promete!

Disponible para envío a finales de semana.

Let´s Brioche

El Brioche es un tipo de punto que, a priori, suele resultar bastante intimidante pero, una vez coges el ritmo y entiendes la dinámica de las vueltas, es de lo más sencillo incluso a dos colores. Y si no que se lo pregunten a Stephen West! Tarde o temprano, si sigues el trabajo de este diseñador, aparecerá el brioche por alguna parte -seguro-.

Yo me he sentido inspirada para “briochear” al recibir Woolens, la nueva publicación de Brooklyn Tweed, en la que Jared Flood, fundador y director creativo de la marca americana, propone una colección de patrones de accesorios fácilmente adaptables a distintos grosores de hilo y tamaños.

Suelo tener varios proyectos en marcha, de distinto nivel de complejidad, que intercalo en función de lo que me apetece tejer en cada momento. Nada más relajante y meditativo como tejer una pieza sencilla, en la que las manos trabajan solas y el piloto automático toma el control. Con el punto brioche, ésto también es posible, incluso a dos colores.

Crosshatch  Scarf es un gran ejemplo de cómo reinventar el punto brioche trabajándolo a dos colores con distintos grosores de hilo. Cada par de vueltas combina un hilo worsted – Brooklyn Tweed Shelter – con otro fingering – Brooklyn Tweed Loft – consiguiendo un resultado realmente bonito.

brioche-sample

La muestra combina Shelter en el color Cast Iron y Loft en Snowbound. El hilo azul es el que he usado para el montaje tubular de puntos, que luego se corta y el borde de la pieza queda super fino. Se pueden montar también los puntos como siempre, con cualquier técnica de montaje.

Lo más complicado de entender del Brioche quizás sean las lazadas. En realidad todas las vueltas se tejen igual, deslizando un punto echando antes una lazada y tejiendo el siguiente como se presenta. No hace falta memorizar nada, a simple vista se ve lo que toca tejer.

El patrón está disponible tanto en Woolens como individualmente en Ravelry

 

 

 

Bannock

Bannockun patrón de Norah Gaughan para Brooklyn Tweed Quarry, la lana más gruesa de Brooklyn.

El abrigo se teje en plano, desde abajo hacia arriba, siguiendo un gráfico muy fácil de memorizar, y que resulta en un patrón de rayas de distintos puntos que le aporta mucha textura al tejido. Las mangas se tejen por separado, en circular, y se unen al cuerpo de la pieza a la altura de la sisa. Una vez acabado el canesú, se retoman  puntos por todo el borde delantero de la pieza, desde la patente inferior de un lado, subiendo hasta el cuello, y bajando hasta la patente del otro lado para rematar todo el delantero con una patente en punto elástico. El cuello se trabaja con vueltas cortas para conseguir más volumen (aún más en mi caso, que lo ha tejido un poco más ancho de lo que indica el patrón para que me suba más al cuello). Una vez más, el binomio Brooklyn Tweed – Norah Gaughan funciona a la perfección.

APEX Cardigan

APEX es una chaqueta abierta, sin botones, con cables y calados diseñados al biés para crear ángulos e intersecciones en cada vuelta, como la  gran V muy pronunciada en la nuca, o la patente en inglete.

La espalda y los dos delanteros se trabajan en plano, siguiendo gráficos; las mangas se tejen en punto jersey también en plano y luego se cosen las 5 piezas. El diseño incluye también unos prácticos bolsillos laterales escondidos.

Brooklyn Tweed Shelter, la lana con la que está diseñado el cardigan, cubre con creces las expectativas de la diseñadora, Olga Buraya-Kefelian y, por supuesto las nuestras. Y si no, que se lo pregunten a Helena, que acaba de terminarla y le ha quedado así de bien:

El patrón forma parte de Capsule, la primera publicación de Brooklyn Tweed con Olga  demostrando una vez más su gran talento e ingenio a la hora de crear piezas de punto.

 

Woolens

Woolensel nuevo libro de Brooklyn Tweed, incluye 11 nuevos patrones de punto diseñados por Jared Flood, fundador y director creativo de Brooklyn Tweed. Toda una colección de accesorios: gorros, cuellos, bufandas y chales, con distintos niveles de dificultad, por lo que tanto tejedoras principiantes como avanzadas encontrarán diseños interesantes.

El libro incluye también un apartado sobre las técnicas usadas en los patrones, que suponen también un gran recurso de referencia para tejer cualquier pieza.

Y lo mejor de todo es que acaba de llegar un cargamento de Loft, Shelter y Quarry, las lanas con las que están diseñadas las piezas.

Yo ya le he echado el ojo a mi próximo proyecto!